Bueno, vamos por partes.

1/ La foto es más propia de un aquelarre con sustancias psicoactivas y psicotrópicas que de un artículo. Pero bueno, es la referencia en plan «este señor huele a azufre, sale de debajo de la tierra… me es familiar».

https://www.elmundo.es/papel/cultura/2019/06/11/5cffd720fc6c83cb498b45de.html

2/ Como indica el artículo, la genial idea surge de un tipo llamado Jeremy Duns, escritor de medio vuelo de novelas de espías de Reino Unido y que todo el mundo ha considerado ahora que es un experto (lo que no sé es en qué y quién). Pero bueno, es como ver la BBC estos días y ver cómo de golpe se preocupan muchísimo por la democracia en Hong Kong (y no tiene que ver la guerra entre USA y China, qué va…).

3/ El artículo no tiene ni idea de que antes de la acusación que recoge The Guardian, exactamente la misma y con los mismos argumentos la hacía una ONG alemana en diciembre de 2018. A saber: sale un pulpo en la portada, se menciona a Goebbels (¿cómo se puede hablar de la manipulación de masas en el III Reich sin mencionar al titular del Reichsministerium für Volksaufklärung und Propaganda?), se habla de los Rothschild u otros magnates como Soros (y el propio El Mundo, también, por cierto: https://www.elmundo.es/economia/2015/01/12/54b2d0e8e2704eec278b4582.html).

4/ A su vez, en Reino Unido diferentes miembros del Labour Party han sido acusados también de antisemitismo como por ejemplo el líder de la oposición o Her Majesty’s Most Loyal Opposition, el señor Jeremy Corbyn, pero también Chris Williamson (https://twitter.com/DerbyChrisW/status/1130352455076630528?s=09https://twitter.com/DerbyChrisW/status/1130352455076630528?s=09)

5/ Tampoco se menciona que tanto detrás de esos ataques al coronel Pedro Baños, al líder de la oposición Jeremy Corbyn, también está el «argumento» de ser «prorrusos». Y tampoco se menciona que todo ello forma parte de una operación que aunque en teoría la ejecutan los servicios de inteligencia británicos (MI6) llamada «Integrity Initiative», tal y como documentos filtrados por el opaco grupo de ciberactivismo Anonymous prueban y nadie ha podido desmentir, incluso se han reconocido implícitamente ciertos y rigurosos por los organismos implicados.

«Integrity Initiative» está amparada por varias ONG como por ejemplo “Defending Democracy Against Disinformation”. Dirigida por dos tipos vinculados a los servicios secretos británicos, Daniel Lafayeedney y Christopher Donnelly, creada desde el gobierno de su majestad y con antenas (en la jerga de la inteligencia antena es una unidad o grupo que trabaja con recursos humanos sobre el terreno soberano de otro país sobre una serie de aspectos concretos) en las embajadas del Reino Unido en muchos países.

La “Integrity Initiative” es financiada por el gobierno británico, la OTAN, el Departamento de Estado de los Estados Unidos, el ministerio de defensa de Lituania y Facebook (es decir: también WhatsApp e Instagram). El organismo que agrupa a personas, instituciones y grupos es The Institute for Statecraft, creado en 2015 y con el apoyo financiero de individuos privados; en sus dos últimos años ha estado subvencionada como tal por la Oficina de Relaciones Exteriores y Commonwealth del Reino Unido (FCO).

La «Integrity Initiative» pretende, de forma oficial «contrarrestar la desinformación y maligna influencia de Rusia en Europa”; con lo que para ello se dedica a realizar operaciones de propaganda en países europeos. En muchos de ellos la organización dispone de “equipos” de periodistas y académicos, militantes de la defensa de occidente. Cada equipo tiene un líder y también, lo que parece un contacto en la respectiva embajada británica del país en cuestión. En Alemania, por ejemplo, los documentos dan cuenta de catorce miembros del “equipo” local, periodistas de medios como Tagespiegel, Die Zeit, Die Welt o el Berliner Zeitung. En el Reino Unido la «Integrity Initiative» animó una campaña, otra más, contra Jeremy Corbyn, presentándole algo así como el “tonto útil” de los rusos en la isla.

6/ En España dicha red se puso en marcha para evitar el nombramiento del coronel Pedro Baños como director del DSN en una campaña emprendida durante junio de 2018. Entre otras cosas, como méritos para desempeñar dicho cargo, el coronel atesora los siguientes:

«Jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo, en Estrasburgo.

Entre 2004 y 2010, enseñé Estrategia y Relaciones Internacionales en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas, perteneciente al Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, en Madrid.

En 2010, durante la Presidencia Española de la Unión Europea, fui miembro del equipo de la Dirección General de Política de Defensa, del Ministerio de Defensa.

De 2010 a 2012, estuve destinado en la División de Asuntos Estratégicos y Seguridad, de la Secretaría General de Política de Defensa, como Jefe del Área de Análisis Geopolítico».

7/ Acusar al coronel de antisemitismo es de las cosas más absurdas que he leído en mucho tiempo. Además de conocernos y apreciarnos sinceramente de forma mutua (nos consideramos ambos amigos personales el uno del otro, y eso es algo que tanto él como yo no hacemos a la ligera), citaré como argumento que el coronel ha estudiado en diferentes países como Alemania, Francia, Estados Unidos, Bélgica, Turquía, Reino Unido, China e Israel. En concreto en Israel cursó, por ejemplo en 2011 el Seminario Internacional de Seguridad Nacional del
Centro de Estudios Estratégicos del Galilee International Management Institute, kibutz Mizra (Nahalal, Israel) ver: https://www.galilcol.ac.il

Cuando cualquiera de nosotros atravesamos una frontera diferentes servicios de seguridad e inteligencia están al corriente de quiénes somos y qué vamos a hacer en ese país, qué personas se van a poner en contacto con nosotros, etcétera. ¿Me están diciendo que una de las cinco mejores agencias de inteligencia de todo el mundo como es el Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales (המוסד למודיעין ולתפקידים מיוחדים), el «Mosad» no sabía que este señor era antisemita en algún momento de su vida? ¿De verdad? ¿En serio?

Sobre el uso del pulpo… es una representación tradicional del poder, el que sea, en el mundo. Por ejemplo:

SOBRE MÍ

Yo no soy ni he sido en ningún momento antisemita. Tampoco he sido ni soy nazi. De hecho en mi familia cuento con miembros que han dado su vida por causas contra regímenes autoritarios de diferente tipo. No sólo eso, también tengo familiares que fueron refugiados políticos en Francia y que marcharon a la guerra de Indochina para no hacer el servicio militar en España durante el franquismo emprendiendo una huida desde trabajos forzados en las minas de Utrillas hasta Francia para ser ametrallado mientras era arrojado en paracaídas en el conflicto que Francia mantuvo con la colonia asiática. Yo mismo aprecio la cultura, las lenguas, la tradición semíticas (todas ellas y a lo largo de la historia). No soy tampoco prorruso. Reconozco que soy políglota, historiador y otra serie de cosas que a nadie incumben ni de las que voy a presumir ni a relatar gratuitamente. Defiendo la libertad de expresión, la libertad de formación y la libertad de pensamiento. Creo, al igual que dice el Talmud, que «quien salva una vida, salva al universo entero». Y al igual que se expresa en el Talmud, esta frase manifiesta mi fe y mi compromiso con la especie humana. No admitiría menos de mí ante mi conciencia. No admitiría a nadie que llamo amigo mío menos que eso.