La situación en Libia y Líbano: redefiniendo el tablero regional con el descubrimiento de hidrocarburos en el Mar Negro. Una proyección supeditada a la accesibilidad y viabilidad de tales recursos

El Secretario General del Consejo de Cooperación del Golfo para los Estados Árabes (CCG), Nayef Falah Mubarak Al-Hajraf, acogió con satisfacción las declaraciones, emitidas por el Consejo Presidencial del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) de Libia y el Parlamento de Libia, anunciando un alto el fuego inmediato y un alto a todas las operaciones de combate en toda Libia.

Al-Hajraf pidió a todas las partes libias que se comprometan con este paso constructivo y se involucren directamente en el diálogo político.

También alentó a trabajar a través de la mediación de las Naciones Unidas para lograr una solución duradera y completa para poner fin a las luchas internas y los conflictos en Libia como una forma de lograr la seguridad y la estabilidad del hermano pueblo libio.

El GNA, que tiene su sede en el oeste del país, anunció el viernes por la mañana un alto el fuego en todo el país. También pidió la desmilitarización de las ciudades estratégicas en disputa de Sirte y Al-Jufrah, que están controladas por el Ejército Nacional Libio.

En una declaración separada, Ageela Saleh también pidió un alto el fuego. Ambas administraciones pidieron el fin del bloqueo petrolero impuesto a principios de este año. El gobierno con sede en Trípoli también pidió la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales en marzo.

Este escenario empieza a alejar a Turquía de Libia y se va a activar en Siria, Irak y Azerbaiyán, en diferentes estrategias. Particularmente en Siria se va a poner más agresivo… no descartaría una guerra entre el gobierno sirio y Turquía apoyado con sus proxies.

Por otro lado, Hezbollah ha derribado un dron israelí en la frontera en las últimas horas. A ello se ha sumado Nasrallah que ha dado un discurso dirigido, no ya a la nación, también a la región.

Con la finalidad de conmemorar el primer mes del calendario islámico, y el simbólico décimo día de dicho mes (Ashura), que este año corresponde con el 29 de agosto del calendario gregoriano, el secretario general del Hezbollah libanés, Sayyed Hassan Nasrallah, pronunció su discurso, que inició diciendo que “las fronteras geográficas no implican la renuncia a la responsabilidad”, destacando la existencia de “asumir la responsabilidad hacia todo grupo humano cuyos problemas y noticias conocemos, y es nuestro deber defender a nuestro país y a nuestra gente cuando son atacados».

Nasrallah dijo en su discurso anual para conmemorar Muharram: “¿Alguien puede afirmar que nuestra presencia dentro de ciertos límites geográficos elimina nuestras tareas y responsabilidades hacia los demás? No hay límites de color, raza, idioma, geografía y afiliación religiosa. Por la fuerza, armas, ejércitos e inteligencia en muchas regiones del mundo… ¿No se requiere que Estados Unidos no interfiera en los asuntos de los estados? (…) Exigen a Hezbollah que no interfiera en la región mientras todos estos países (Estados Unidos particularmente) están interfiriendo en el Líbano con su dinero e inteligencia. Estados Unidos puede librar guerras y aplastar los huesos de los niños en Yemen y en otros lugares, y no se puede pronunciar una palabra para condenar esa agresión… ¿Por qué tiene derecho a interferir en los asuntos de los países y lanzar guerras? (…) hay muchos frentes en el mundo en los que no somos responsables de estar presentes por nuestra incapacidad para hacerlo… A quien no podemos ayudar con dinero se le ha debilitado la fe, al sufrir por su dolor o clamar y alzar nuestra voz y exigir sus derechos. Cuando apoyas al pueblo palestino o vas a Siria para luchar contra grupos armados terroristas, ¿es esto un interés nacional importante o no? Seguimos preparándonos para el sacrificio, sin importar cuán grandes sean los sacrificios».

Todas estas ideas concuerdan con el islam chií dodecamano, cuya cabeza en la región es Irán, donde encuentra diferentes grupos lingüísticos y étnicos que comparten su fe.

Todo esto está relacionado con Irak y los acuerdos que están alcanzando Estados Unidos y el primer ministro del país, apoyado por su presidente, que busca estabilizar el país como sea, contener a Irán y a sus proxies, distender con Arabia Saudita-Emiratos Árabes Unidos, equilibrar a Qatar, contener a los kurdos del norte, aliados con Turquía para mantener su seguridad alimentaria e hídrica, los recursos de hidrocarburos, etcétera. Esta situación fuerza el reequilibrio en el Mediterráneo, obliga a Turquía a recalibrar, hace que Irán se sienta amenazado de ser expulsado de Irak, a Turquía le hace sentir que tiene una ventana de oportunidad para cargar contra el régimen sirio con Irán más aislado y empantanado, al cortarse la vía de comunicación entre Siria e Irán a través de Irak… y hace que Rusia avance posiciones en la reconfiguración de Irán, demasiado expuesto por su cara alianza con China, que lo enfrenta potencialmente a India rompiendo unas buenas relaciones y acuerdos entre ambas naciones, además de aumentar la inestabilidad con Pakistán perdiendo capacidad de negociación e influencia por su ascendente en una parte del país, situación parecida al camino que llevan las cosas en Afganistán de seguir así. Recordemos que las reservas de hidrocarburos del Mar Negro cambian el paradigma geopolítico de la región, que corta la dependencia turca de Rusia, Irán y Azerbaiyán; que Turquía pretende sus recursos energéticos y su capacidad de pivote en Irak y Siria, y pretende usar las bases, armas nucleares almacenadas en Turquía, ambas norteamericanas, para seguir produciendo el F-35 con Estados Unidos y exportar recursos energéticos a Ucrania para aislarla de Rusia y perjudicar a los rusos cooperando en la estrategia norteamericana en la región ampliada, tal y como he reflexionado recientemente.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: