¿Qué está pasando realmente con los inversores de Wall Street?

Mucho ojo con creerse la historia tan bonita de que unos chicos desde Reddit condicionan Wall Street.

Es decir, esto va por según qué lares, por esa izquierda que como dice Esteban Hernández ven por casualidad, cuando se podría dar, una cola en el Corte Inglés, y piensan que ya está, es la revolución.

Así, antes había una serie de controladores del gasto público que venían tanto del mercado de los bonos como del mercado del oro. Y de esta manera se enfrentaban al gobierno. Pero la FED adquirió toda esa deuda, con lo que quedaban «desarmados», tanto desde los bonos como desde el oro. ¿Qué han hecho entonces? Ahora hacen lo mismo, pero lo hacen desde el apalancamiento, mediante la anticipación de los desastres que, por supuesto, ellos provocan, sólo que ahora lo hacen no tanto desde el oro o los bonos, y sí desde el apalancamiento.

En vez de obligar al gobierno de turno a hacer algo, han cambiado de estratagema para «volverlo loco».

La «maravillosa» noticia, aplaudida como la enésima demostración de querer ver una cola del Corte Inglés como la revolución viene de la mano para su correcta interpretación viene de lo dicho hasta ahora, el giro hacia el apalancamiento para hacer que los poderes públicos hagan lo que ellos quieren, ya que el apalancamiento del mercado de la Bolsa da señales de dispararse y volverse loco.

Siguiendo datos de la FINRA, el regulador de los mercados bursátiles y los agentes de Bolsa, en el mes de diciembre de 2020 la deuda marginal, que es el dinero que piden prestado instituciones y particulares usando sus acciones como garantía, alcanzó los 56.000 millones de dólares, que se sumaban al monto de los 778.000 millones de dólares anuales, y que venía precedido por los 63.000 millones de dólares de aumento de noviembre de 2020, las dos mayores cifras, las de noviembre y diciembre, nunca registradas, y que vamos camino de superar. Tan sólo desde marzo la deuda marginal ha aumentado en unos 300.000 millones de dólares, lo que supone una aumento del 62%.

Si la FED quisiera regular los banqueros lo que tendría que hacer es subir los intereses marginales.

Es decir, que estamos en ciernes de un tremendo, pero tremendo desplome, lo mismo que en 1929, 1987, las «punto com» y 2008. Esto supera con mucho en márgenes y en niveles de apalancamiento tan grandes como nunca jamás.

Los que dominan Wall Street saben que estos comportamientos van a suponer que la FED y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos tenga que intervenir y emitir más moneda. De modo que lo que están haciendo es anticiparse al desastre que ellos mismos están provocando, y simplemente quieren que este sea de proporciones bíblicas. Y hablando de «bíblicas», a ver si aprendéis a catalogar bien a vuestro «superhéroe», Elon Musk, que está alentando esto (porque saca réditos a corto y a medio plazo), yendo de gurú cachondo que se ríe del sistema. No, queridos. Se ríe de vosotros y se está embolsando una cantidad ingente de dinero con la que piensa salvar sus desastrosas empresas y que las lance Estados Unidos contra su competencia europea. Recordad que las orgías de Wall Street las pagarán en parte los chinos, por supuesto, pero ante todo, las pagaremos lo europeos. Como ya pasó en 2007/2008, la siguiente crisis, la de 2010 y subsiguientes salvó a la banca estadounidense, además de lo que se embolsaron de los poderes públicos norteamericanos, pero había que atacar a Europa, buscando sus debilidades, y más después de manipular la aprobación de la Constitución Europea, con lo que los europeos quedaron expuestos y fueron castigados por la «Great Betrayal» de Irak, pretender formar una Europa política con la Constitución Europea, que Washington combatió, y después vino la ocasión de lanzar la bola de 2007/2008 sobre una Europa no cohesionada, dividida, fragmentada, etcétera.

Sumémosle a esta cuestión que el dólar lleva instalado bastante tiempo en una serie inflacionista, con lo que resulta fundamental en exagerar la tendencia de disparar el margen en la que estamos inmersos, con lo que los máximos se superarán ya que las tendencias en el dólar van a ser constantes o superiores. ¿Por qué? La llegada de Biden al Despacho Oval supone que habrá una emisión de dólares, mayor de la prevista con Trmp, con lo que los inversores se adelantan para acceder a la emisión de moneda para captar ayudas y subvenciones.

Con lo que Wall Street está preparando un gran masa de problemas, disparando el margen, con tendencia al alza ya de por sí y exagerándolo todo, para desencadenar una gran caída, potenciada por lo disparado del margen, y así con los rescates garantizados e inmediatos, cubrirlos perfectamente… y luego que el pato lo pague Europa.

Goldman Sachs ya metió a Grecia en el euro mediante contratos falsos que ocultaban la deuda real griega, mediante el FMI, BCE y la Comisión Europea aceptaban permutas de incumplimiento crediticio mientras la economía griega era obligada a la venta de activos y en tomar malas decisiones con lo que las permutas de incumplimiento crediticio garantizaban 500.000 millones de dólares, mientras que la economía griega tiene un tamaño de 100.000 millones de dólares, que se embolsaron entre otros Goldman Sachs…

De ahí que los especuladores invierten en todo lo que suba, incluso provocando una subida totalmente artificial, y cuantas más se provoquen, en este contexto norteamericano, mejor.

La pregunta que surge es, ¿estamos ante la antesala de una situación a la griega como la ensayada en Grecia, a gran escala, entre otros contra los mismos Estados Unidos, y lanzar con esa desproporcionadamente enorme bolsa de dinero, apuntalada por los cobros de las permutas de incumplimiento crediticio, mientras lastran a Europa y compiten con semejante bolsa de dinero saqueada, tragándose los mercados norteamericano y europeo en uno sólo y dominado por ellos, y lanzarse, de este modo a por China?

No olviden cómo se gestó la crisis de 1929 y que hubo quién ganó dinero apostando en contra, tanto en Estados Unidos como en la Alemania de Weimar, y de ahí llegó el dinero para el nazismo. Recuerden la omnipresencia de la bandera estadounidense en Wall Street, y que fue precisamente eso lo que creó las condiciones capitalistas y financieras que permitieron a Estados Unidos dominar el mundo desde cualquier perspectiva alimentándose del cadáver de Europa, y encadenándola mediante deudas, conflictos entre nosotros, los europeos, y en la posguerra, aliándose puntualmente con la URSS para tratar de aniquilar a los competidores británicos y franceses…

Cuidado no estemos creyéndonos el cuento de los señores que se equivocan, cuando a lo mejor, quizás somos nosotros los que nos equivocamos. Sea como sea, Europa tiene que anticiparse YA a este escenario. En la revista digital de Ediciones Páralo seguiré trabajando con una serie de artículos al respecto. Estén atentos, por favor.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: